¿Cómo se puede instalar una mirilla digital?

Hoy en día, si queremos saber quién está al otro lado de nuestra puerta, solo tenemos que mirar a través de la mirilla tradicional. Sin embargo, los nuevos avances de la tecnología nos están permitiendo saber quién está al otro lado, sin la necesidad de mirar a través de la mirilla. A esta técnica se le conoce como mirilla digital, y son cada vez más las viviendas que las poseen y disfrutan de sus beneficios. Si queréis saber más, seguid leyendo.

¿Qué es una mirilla digital?

Este es un aparato que nos permite ver a través de una diminuta pantalla lo que está sucediendo al otro lado de la puerta. Su objetivo es básicamente el mismo al de la mirilla tradicional. Su principal ventaja es que las personas del otro lado de la puerta, no podrán saber si son observados a través de la mirilla. Algunas veces, es posible que otras personas puedan saber si hay alguien en la vivienda gracias a estas mirillas en las puertas.

Con una mirilla digital, podréis saber qué ocurre en el lado exterior de vuestra puerta con mucha comodidad, sin que os descubran. Por otro lado, esto incrementará vuestra seguridad, debido a que muchos modelos de mirillas digitales pueden guardar las últimas horas de la imagen. Si ocurre un robo, la policía podrá tener muchas más pruebas contra los ladrones.

Además, cabe destacar que en el mercado existe un amplio abanico de modelos entre los que podéis escoger. Así, dependiendo de los elementos extras y de la calidad de la imagen de la mirilla, el precio podrá variar de uno u otro. Seleccionad el que mejor se adapte a vuestras necesidades.

¿Cómo es el funcionamiento de una mirilla digital?

Su instalación es muy sencilla, y es también muy fácil de usar. En primer lugar, la mirilla posee una pequeña cámara, la cual graba y emite a una pantalla LCD todo lo que está pasando en el lado exterior de la puerta principal. Con solo tocar el botón de la pantalla la imagen os será mostrada. Este funcionamiento hace de la mirilla digital algo muy cómodo de usar. Sin embargo, son pocos los modelos que cuentan con este tipo de tecnología. Algunos son conectados a la mirilla, por lo que deberéis ir hasta la puerta para observar a través de ella.

Esto son los pasos para instalar una mirilla digital

En el momento de comprar una mirilla digital, es importante de que os aseguréis de que la misma está bien cerrada, y además, que incluya un manual de instrucciones, una pantalla pequeña LCD y el kit de la mirilla. La pantalla LCD puede variar de acuerdo al modelo. Ahora bien, vuestro primer paso será retirar de la puerta vuestra mirilla tradicional, si la tenéis, claro. Algunos modelos de mirillas incluyen las instrucciones para desinstalar la vieja mirilla, si no lo tiene, entonces usad un destornillador plano y retiradlo despacio.

Una vez fuera de la puerta, deberéis ir sacándola muy despacio, sujetándola por la parte exterior e ir desenroscando desde la zona interior hasta retirarla completamente. Vuestro siguiente paso será instalar la mirilla digital. Comenzad por pasar la banda de imagen y meter el resto de la mirilla digital. Es aquí cuando deberéis elegir bien el grosor adecuado para que se adapte bien al grosor de la puerta.

Recordad que debe quedar bien instalada, para que no sobresalga ni por el exterior ni por el interior de la puerta. Luego de haberla instalado, deberéis apretar bien para que quede bien inmovilizada. Lo siguiente será colocarle las pilas al monitor y realizar las pruebas convenientes. Así, dependiendo del tipo de mirilla escogido, podréis colocar la pantalla en la puerta o en un salón. La mayoría puede ser instalada en la puerta y ya viene con un sistema que permite sujetarlos bien aunque demos un portazo.

Una vez hayáis instalado todo, solo procederéis a dar al botón de encendido para chequear que la imagen sea la correcta y la más adecuada. Recordad que la resolución variará de acuerdo al modelo seleccionado.

¿Es muy costosa una mirilla digital?

No os preocupéis, pues el precio de una mirilla digital no es muy elevado y es apto para cualquier bolsillo. El precio definitivo dependerá, además, de los elementos extras que este incluya. Así que, si buscáis un modelo sencillo, el precio del mismo será muy bajo, pero si buscáis una pantalla grande, una buena resolución o uno que pueda grabar, entonces el costo será mayor.