¿Se te ha partido la llave dentro de la cerradura?

Si la respuesta es afirmativa, imaginamos que ahora te preguntarás cómo sacar la llave de la cerradura. Bien, pues en este post te indicaremos cómo sacar la parte de la llave que se ha quedado dentro de la cerradura al partirse para que así puedas seguir usándola sin problemas.

En primer lugar, recordate algo que pueda sonar evidente, y es que cuanto más viejas sean la llave y la cerradura, más posibilidades hay de que la llave pueda partirse. Si esto ya te ha sucedido y quieres saber cómo sacar la llave que se te ha roto, te recomendamos continuar con la lectura del cerrajero 24h Valdemoro.

La llave se ha partido con la puerta cerrada

Que la rotura se haya producido en un momento en el que la puerta estaba cerrada supondrá que necesites, con más razón, para poder abrirla, sacar la llave. Te indicamos, a continuación, dos remedios para ello.

Para este primer método, vas a necesitar mucha paciencia. Si el trozo de la llave roto es visible, puedes poner un poco de aceite en la cerradura e intentar sacarla con unas pinzas de depilar. No es fácil, pero no es imposible.

No obstante, si esta opción no funciona, hazte de un imán potente. Contando con que la llave no esté muy atascada, el trozo que se ha quedado dentro podrá salir. En el caso de que el imán no funcione y no consigas sacar la llave, tendrás que solicitar la ayuda de un profesional, ya que quieres hacerlo cuanto antes y un experto lo conseguirá sin problemas. Muy importante, siempre solicita los servicios de un cerrajero de confianza, que te cobre un precio justo por su trabajo. Un buen cerrajero sabrá lo que tiene que hacer en todo mometo y en solo unos minutos pondrá solución al problema.

La llave se ha partido con la puerta abierta

En este caso habrás tenido algo más de suerte que en el anterior, pues si la puerta estaba abierta en ese momento, o alguien ha podido abrirla desde el interior, podrás sacarla sin necesidad de llamar a un cerrajero barato Torrejon de Ardoz.

Será preciso proceder a desmontar el bombín. No se trata de una tarea sencilla, por lo cual, puedes ayudarte de un buen videotutorial. De esta manera, no te resultará tan complicado hacer lo que, a priori, parecía realmente complicado.

Si existen problemas para sacar el bombillo de forma natural, es posible que tengas que introducir el trozo de llave que has podido rescatar para así, girar levemente el bombillo y empujarlo, a continuación, hacia el exterior.

Una vez tengas el bombillo fuera de la cerradura, ponle aceite o lubricante, de esta manera ayudarás a que el trozo de llave resbale por el interior del bombín. Después, por el otro lado, introduce una aguja de coser más bien gorda, un clip abierto o una hoja de sierra, por ejemplo. En definitiva, algo que entre por el hueco y empuje la llave. Esto debe hacerse con cuidado, para evitar que la llave se atasque todavía más.

Si con esta técnica sigues sin conseguir resultados, el siguiente paso a considerar es el de dar golpes con un martillo al bombín. Los golpes deben darse por la parte de arriba, con la llave hacia abajo. Así pues, tendrás que dar, en este momento, unos golpes secos.

Si ninguna de todas estas técnicas te funciona, puede ser una gran idea cambiar el bombín e instalar uno nuevo. Una vez quitado, no será complicado colocar uno nuevo. Así te ahorrarás el gasto en los servicios de un cerrajero.

Revisa tu seguro, si lo tienes, pues algunos incluyen la cobertura de reparación y sustitución de cerraduras dañadas. Si cuentas con esta cobertura, no te preocupes por nada, ponte en contacto con el seguro y ellos se ocuparán de enviarte a un cerrajero urgente para que tu problema sea solucionado lo antes posible.